Es el cementerio, un vecino distinto

No son las ánimas quienes espantan, son los camioneros que circulan por las calles aledañas.





Full of Books